EFICIENCIA ENERGÉTICA

  • Inicio
  • EFICIENCIA ENERGÉTICA
 
 

La eficiencia energética es una práctica que tiene como objeto reducir el consumo de energía. Los individuos y las organizaciones que son consumidores directos de la energía pueden reducir el consumo energético para disminuir costos y promover sostenibilidad económica, política y ambiental. Los usuarios industriales y comerciales pueden desear aumentar eficacia y maximizar así su beneficio. El consumo de la energía está directamente relacionado con la situación económica y los ciclos económicos, por lo que es necesaria una aproximación global que permita el diseño de políticas de eficiencia energética. A partir de 2008 la ralentización del crecimiento económico significó una reducción del consumo a nivel global que tuvo su efecto sobre la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). 1 Entre las preocupaciones actuales está el ahorro de energía y el efecto medioambiental de la generación de energía eléctrica, buscando la generación a partir de energías renovables y una mayor eficiencia en la producción y el consumo, que también se denomina ahorro de energía.

La iluminación eléctrica en las viviendas suele suponer entre el 18 % y el 20 % del consumo doméstico, en algunos casos basta con una actitud preventiva adquiriendo por ejemplo luminarias y bombillas LED, poniendo múltiples fuentes de luz lugar de uno, aumentando la superficie de las ventanas para incrementar la luz natural, o bien mediante el uso de sistemas de conducción de dicha luz hasta espacios interiores, mediante tubos de alta reflectibilidad o usando líneas de fibra óptica.

Otra medida muy eficaz y cuya práctica se ha extendido bastante es el uso de detectores de luz y de presencia. El problema con estos dispositivos surge, sobre todo en los de presencia, cuando se combinan con lámparas o equipos fluorescentes. Esta tecnología no está diseñada para soportar contínuos encendidos y apagados, lo que desemboca en una drástica reducción de la vida útil de los equipos.

Lo más avanzado en control de iluminación y eficiencia entra ya dentro del campo de la domótica a nivel doméstico y se denomina telegestión punto a punto en sectores como el alumbrado público:

Cada equipo dispone de un driver que permite regular su potencia instantánea mediante órdenes. Esta comunicación se puede realizar mediante sistemas inalámbricos, tipo Wifi, o mediante PLC, el propio cable transmite la señal. Existen protocolos internacionales para este tipo de comunicaciones, como los sitemas DALI o DMX. Éstos sistemas permiten, bien mediante una programación definida en un soporte informático, bien mediante acción directa del usuario por medio de cualquier dispositivo conectado a Internet: Regular en cada punto de luz su encendido, apagado y potencia instantánea.